rss RSS
Ver cesta de la compra
Productos0
Importe0.00 €
 

 

El Mundo de los Pirineos
Nº 12 - noviembre-diciembre 1999
Principios de siglo. Naturaleza Años 20. Comunicaciones Años 30 y 40. La república y la guerra Años 50. Cultura Años 60 y 70. La cuestión del agua Años 80. Montaña Años 90. Turismo

PVP: 4.51 €
AGOTADO

Sumario

 Principios de Siglo. Naturaleza.

Los principios del siglo XX están determinados por la primera crisis demográfica, relacionada con la sobrepoblación. Se habían conseguido en la segunda mitad de siglo XIX los mayores techos demográficos de la historia pirenaica, dando la sensacion de hallarse ante "un mundo lleno".

 Años 20. Comunicaciones.

En la segunda década continua la política hidráulica y de carreteras iniciada en años anteriores pero ahora, concretamente las comunicaciones adquieren un a proyeccion internacional, transpirenaica. Asi, en 1928 asistimos a la apertura del túnel ferroviario de Canfranc y en 1929 al del Puymorens, unas y otras como consecuencia de la necesidad de internacionalización de la economía.

 Años 30 y 40. La república, la guerra y sus consecuencias.

Los sistemas de comucicacíones, tanto las carreteras como los transportes regulares, van sustituyendo la cultura tradicional del Pirineo. La posiblidad de traer productos de fuera permite que se dejen de producir los cultivos que presentan mayores dificultades; por ejemplo, el lino que era necesario para autoabastecerse de prendas textiles. Simultáneamente, se van creando serrerías en distintos valles aprovechando los recursos forestales. Todo ello supone cambios en los modos de vida. La industria forestal ocupa la mano de obra e incentiva la llegada de trabajadores. Asistimos pues a un nuevo cambio cultural.
A nivel internacional, a partir de 1929 se acentúa la inestabilidad económica convirtiéndose en regla genenral hasta 1934.
En 1936 la República española es frenada con la Guerra Civil y la implantación de un régimen fascista, en línea con el ascenso de nazismo. En Europa estalla una nueva gran guerra. Dentro de estos conflictos bélicos, el Pirineo cobra protagonismo como lugar de refugio y de control fronterizo. Los maquis y contrabandistas hacen de la cordillera su fortaleza y campo de acción.

 Años cincuenta. Cultura.

Durante los años 50 se pone en marcha el "gran plan de obras públicas". Entre 1955 y 1965 se inauguran 45 presas, entre ellas las de mayor volumen de embalse. La construcción de líneas eléctricas, telefónicas y ferrocarriles generan la necesidad de incrementar la extracción de recursos foresales. Obras que necesitan la llegada de mano de obra y el trasvase de poblacion activa desde la agricultura y ganadería.

 Años 60 y 70. La cuestion del agua. 

La construcción de los embalses que han ido inundando las tierras más productivas de los gondos de valle comienza a notarse. En estos años se inicia una política de repobación forestal que en algunos valles repercutió directamente en las posibilidades de la ganadería la reforestar pastos.

 Años 80. Montaña

En el ámbito pirenaico, el Estado de las Autonomías permite, en 1982, la Creación de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos que trata de romper la imagen de la vida de espaldas que se había fomentado en la cordillera a partir de la Guerra Civil española. El turismo se constituye en una de las principales alternativas a la crisis de los sistemas agroganaderos tradicionales.

 Años 90. Turismo.

Mientras, en Europa occidental se avanza en la formación de mercados supranacionales. El mercado único de 1992 supone la desaparición de las fronteras interiores. El Pirineo deja de desempeñar el papel de espacio frontera que había ejercido durante décadas y cada vez cobra más fuerza su función de nexo de unión entre lo ámbitos norte y sur.

Volver
  SUA Edizioak ©2001 - 2019 - Atención al cliente: Tel.: (+34) 902 181471 / cliente@elmundodelospirineos.com