rss RSS
PROPUESTAS
Tiempo: 4 h 30 min, en total.
Desnivel: 250 m.
Dificultad:
POZO PÁGALO Y TORRES DE SIBIRANA


Acceso: Desde Zaragoza por la carretera N-232 hasta Alagón. Allí se enlaza con la vía A-127 a Ejea de los Caballeros y Sábada, para desviarse por la A-1202 a Uncastillo y Luesia.
Alojamiento: DÓNDE DORMIR Casa Rural Isabel Letrán, Luesia. Tel. 976 673 370.
Información: Comarca de las Cinco Villas. Tel. 976 677 474. DÓNDE COMER El Canguro, Luesia. Tel. 976 679 061.
Bibliografía:
Cartografía: Hoja Uncastillo, 27-10 (208). Escala 1:50.000. Instituto Geográfico Nacional.

La sierra de Santo Domingo esconde en sus bosques tesoros tan bien guardados como las antiguas torres del castillo de Sibirana. Se hallan muy cerca de las aguas frescas y limpias del Pozo de Pígalo, una piscina natural en el corazón de estas sierras del Prepirineo central.


La esquina noroccidental de la provincia de Zaragoza se adentra tímidamente en los relieves serranos del Prepirineo. Es allí, en la comarca histórica de las Cinco Villas, donde se encuentra la localidad de Luesia, punto de partida de bellas excursiones por la sierra de Santo Domingo.

Tomando una pista agrícola indicada, que parte de la carretera hacia Uncastillo en dirección norte, las encinas o carrascas dan paso a los bosques de pinos, arces, serbales, quejigos y, en ocasiones, de hayas y acebos. El camino, de doce kilómetros de longitud, se adentra poco a poco en la naturaleza dejando atrás un pueblo cargado de historia. A mitad de recorrido se atraviesa por un puente el río Arba de Luesia, cambiando de vertiente orográfica en el valle por el que en todo momento se discurre.

Tras unas dos horas de caminata se llega a la caseta de un antiguo molino, de cuyas proximidades parte un desvío a mano izquierda a la finca de Sibirana. Antes merece la pena seguir hasta el Pozo de Pígalo, una profunda badina de aguas turquesas en el nacimiento del río, rodeado de pinares y bojedales. Desde Pígalo, volviendo atrás en nuestros pasos, se hallará, ahora a mano derecha, el desvío de Sibirana.

CASTILLO COLGADO DE SIBIRANA

Elevado en una peña, Sibirana fue disputado por los musulmanes y los reyes de Iruñea-Pamplona a fines del siglo ix, y recuperado por Sancho Garcés I en el año 921. La fortificación, en un paso estratégico, perdió importancia en el siglo xi, por lo que se conserva en su estado original: dos torres rectangulares –no idénticas–, saeteras, patio de armas, puerta semicircular y su original emplazamiento sobre un pitón de roca.

Habrá que seguirlo durante un par de kilómetros para contemplar recortada en el cielo la silueta con dos torres de uno de los más antiguos y originales castillos de todo el Alto Aragón.

Junto al mismo se encuentra la iglesia románica de Santa Quiteria en muy mal estado de conservación. Todavía se puede apreciar su ábside semicircular y el crismón de la puerta. Por allí atraviesa el camino de gran recorrido GR-1 o sendero histórico, que procede de Biel y se dirige a Sos del Rey Católico.

  • DIFICULTAD Baja. Recorrido largo. Llévese agua.



Responde
   


  SUA Edizioak ©2001 - 2017 - Atención al cliente: Tel.: (+34) 902 181471 / cliente@elmundodelospirineos.com